O&R informa a los líderes de Rockland sobre el plan de implementación de medidores inteligentes y ofrece a los clientes más comodidad, elección y control del uso eléctrico

O&R mostró hoy a las autoridades estatales, del condado y municipales de Rockland sus planes para comenzar a instalar medidores eléctricos inteligentes y módulos de gas en todos los servicios eléctricos de Rockland el próximo verano.

La tecnología bimodal inalámbrica de medidores inteligentes está probada y goza de una buena aceptación, con aproximadamente 50 millones de medidores inteligentes que ya se encuentran en funcionamiento repartidos por toda la región.

O&R ha informado a su público en Sheraton Mahwah de que la empresa de servicios públicos planea instalar 230.00 medidores eléctricos inteligentes en su área de servicio de Nueva York. La empresa planea instalar la infraestructura de comunicaciones y los medidores inteligentes empezando por instalar 115.800 medidores en Rockland el verano de 2017 durante un período de tres años. Ese plan fue aprobado por la Comisión de Servicio Público del estado de Nueva York el 15 de octubre de 2015.

Los medidores inteligentes son el punto de inflexión en la confiabilidad del servicio eléctrico, ya que pueden informar a O&R de la ubicación exacta de los cortes individuales en el servicio eléctrico. Actualmente, O&R depende de sus llamadas de clientes para identificar las ubicaciones de los cortes.

La información mejorada de los cortes ayuda a acelerar las reparaciones a través de una implementación más eficaz de las cuadrillas y permite una mejor comunicación con los clientes y principales interesados, especialmente mediante unas estimaciones de tiempo más precisas para el restablecimiento del servicio.

Los medidores inteligentes eliminan la necesidad de que se realice una lectura semanal del medidor bajo el permiso de los clientes (y los costos asociados que implica dicha actividad). La nueva tecnología reducirá el número de facturas estimadas y limitará el número de vehículos de lectura de medidores y, como consecuencia, las emisiones que implican en la carretera.

Las ventajas van más allá de la supervisión del servicio y proporcionan a los clientes un mejor control del consumo de su energía. Los clientes podrán ver dónde y por qué aumenta o disminuye su consumo y, de esta forma, tomar medidas para reducir sus facturas.

Was this information helpful?