Rockland Electric añade "Muscle" a sus programas de resistencia ante tormentas

Rockland Electric Company ha reforzado significativamente su sistema de suministro eléctrico hoy cuando sus técnicos instalaron el equipo de resistencia ante tormentas más reciente de la empresa de energía en su subestación eléctrica en Cresskill.

"Muscle Wall" es la marca de la barrera blanca de plástico para prevenir inundaciones que actualmente bordea el interior de la valla del perímetro de subestación. La barrera está diseñada para proteger la subestación en caso de que los humedales cercanos a la inundación de la subestación de Cresskill se inunden. Estas aguas de inundación podrían suponer una amenaza para el funcionamiento de la instalación y, por consiguiente, para el servicio eléctrico de la comunidad de los alrededores.

El vicepresidente de Operaciones de Rockland Electric afirmó: "Muscle Wall es un sistema de control de inundaciones testado que proporciona un nivel de protección adicional necesario para una instalación de la comunidad de vital importancia. El Muscle Wall es práctico, fácil de instalar, duradero y se trata de una solución mucho más rentable que otras soluciones de barreras convencionales más laboriosas".

Rockland Electric adquirió la solución ante inundaciones y de contención de Muscle Wall para las subestaciones de Cresskill y Upper Saddle River por $300.000. Esta suma fue aprobada el pasado enero por la Junta de Servicios Públicos del estado de Nueva Jersey (NJBPU) para los proyectos de resistencia ante tormentas de los sistemas eléctricos tras el huracán Sandy. El Muscle Wall de Upper Saddle River se instalará antes de final de año.

La nueva barrera, que recuerda a la barrera New Jersey, una estructura de control del tráfico, está construida con 75 bloques huecos ranurados y encajados de plástico de 110 libras, de cuatro pies de alto y seis de largo. Los bloques, que están unidos firmemente entre sí con arneses de plástico, tienen un pie alargado en el lado externo que actúa como base para anclar cada pieza en su sitio.

Gracias a la colaboración del Departamento de Bomberos de Cresskill, estos bloques huecos se han rellenado parcialmente con agua para aumentar su peso y estabilidad. Los bloques están rellenos parcialmente para que no haya ningún problema con la formación de hielo y la ampliación de la congelación que inevitablemente acarrea el clima frío. Además, los bloques serán aún más seguros cuando Rockland Electric coloque 600 bloques de hormigón en la base de la nueva barrera a finales de esta semana.

En caso de que los pronósticos meteorológicos adversos indiquen que las aguas de inundación podrían suponer un peligro para el funcionamiento de la subestación, Rockland Electric enviará técnicos hasta el lugar para instalar el último paso del proceso de Muscle Wall: una lona de plástico grueso, muy parecida al revestimiento de una piscina, que se instalará para cubrir los bloques de plástico. La lona se fijará y enganchará al lugar sobre los bloques para proporcionar el nivel final de protección contra aguas de inundación.

Was this information helpful?