O&R comienza a trabajar en la limpieza del alquitrán de hulla en Suffern

O&R ha comenzado a trabajar en un proyecto de limpieza, incluida la eliminación de aproximadamente 20.000 yardas cúbicas de suelo afectado por el alquitrán de hulla en una planta de gas manufacturado (MGP) que cerró sus puertas hace casi 80 años en Pat Malone Drive, en el pueblo de Suffern.

Se espera que el proyecto dure entre siete y nueve meses y tenga un coste de entre $11 millones y $13 millones.

Las plantas de gas manufacturado (MGP) funcionaron desde principios del siglo XIX hasta mediados del siglo XX para producir gas a partir de carbón para cocinar, calentar y dar luz. Las MGP quedaron desfasadas tras la II Guerra Mundial porque el gas natural ya estaba disponible en toda la nación. Hay más de 1.500 instalaciones en todo el país y más de 250 en el estado de Nueva York.

Los diversos procesos empleados en las plantas de gas manufacturado que implican el calentamiento de carbón a altas temperaturas para producir gas suelen generar desechos y residuos. El desecho de las MGP más común es el alquitrán de hulla. En tiempos pasados, en ausencia de las normativas y ciencias ambientales modernas, el alquitrán de hulla y otros residuos de las MGP que pueden afectar a la salud y al ambiente se abandonaban en las plantas después de su cierre.

El alquitrán de hulla de las instalaciones de Suffern se mitigará de tres formas:

*Extracción del gasómetro de la subsuperficie de la MGP y de las estructuras que contienen el gasóleo,
* Excavación de aproximadamente 20.000 yardas cúbicas de suelo contaminado con alquitrán de hulla a profundidades de aproximadamente 10-15 pies y desechos fuera de las instalaciones, y
* En áreas de contaminación más profunda, de hasta 35 pies, solidificación y sepultura de aproximadamente 17.000 yardas cúbicas de suelo afectado por la mezcla con cemento utilizando una excavadora o barrenas.
La mayoría de las actividades de excavación en las instalaciones se realizará bajo dos estructuras grandes de material similar al de las tiendas de campaña (aproximadamente de 96 pies por 115 pies y de 131 pies por 131 pies) con un sistema de control de aire y filtrado de carbono. Estas estructuras temporales se desplazarán por la propiedad a medida que se complete un trabajo y se inicie uno nuevo.

Las estructuras textiles controlarán los vapores (de forma similar a los materiales adhesivos para tejados o de los selladores de alquitrán) y el polvo generado durante la excavación del suelo afectado por el alquitrán de hulla. La eficacia de las estructuras se verificará mediante una supervisión de aire en tiempo real, que se realizará de forma ininterrumpida durante el proyecto. Las estructuras y la supervisión de aire juntas ayudarán a garantizar que los residentes cercanos no queden expuestos al polvo y a los vapores de la excavación, conforme a las directrices establecidas por el Departamento de Salud del Estado de Nueva York (NYSDOH).

Determinadas excavaciones se realizarán en áreas más pequeñas de la instalación, fuera de las estructuras. Si el olor a alquitrán de hulla emana de dicha perforación, se aplicará un tratamiento retardante en espuma al suelo de forma tópica para neutralizar el olor.

Como parte de este proyecto, se ha establecido un Plan de Supervisión del Agua Subterránea para garantizar que se notifica de manera adecuada al Distrito de Aguas de Suffern, al Departamento de Protección ambiental del Estado de Nueva York (NYSDEC) y al Departamento de Salud del condado de Rockland en caso de que se detecte una migración de los impactos de la MGP relacionados con la instalación en las aguas subterráneas. Si eso ocurre, se activará un plan de respuesta activa y se iniciará para garantizar el buen estado y la seguridad del suministro de agua público.

Los pozos de centinela llevan supervisando el agua subterránea entre la instalación y el suministro de agua del pueblo desde 1999. Durante ese tiempo, no se han detectado problemas en los pozos de suministro de agua.

El suelo excavado se sacará de la instalación para su tratamiento térmico y posterior eliminación en unas instalaciones con licencia y aprobación en Keasbey, NJ. Para sustituir el suelo excavado se introducirá relleno limpio. Todos los camiones y el equipo que abandonen la instalación se lavarán antes de salir a las carreteras del vecindario. Todos los camiones que porten material afectado serán sellados y cubiertos.

Los camiones que salgan de la instalación girarán a la izquierda en Pat Malone Drive, a la derecha en Ramapo Ave. y de nuevo a la derecha en la ruta 202, y seguirán esa carretera hasta la ruta 17 en dirección a las instalaciones de eliminación.

Una vez completo el trabajo de mitigación, se establecerá una servidumbre ambiental en la instalación que permitirá el uso y desarrollo de la propiedad para fines comerciales o industriales sujetos a las leyes de urbanismo locales. La servidumbre también restringirá el uso del agua subterránea de la instalación como fuente de agua potable o de proceso.

El trabajo del proyecto se llevará a cabo de lunes a viernes, entre las 7 a. m. y las 5 p. m. Los niveles de ruido serán similares a los de un proyecto de construcción típico. Se proporcionará personal de seguridad en la instalación durante la noche y durante los fines de semana y festivos.

Las oficinas de construcción del proyecto se ubicarán en tráileres en la instalación y, en horario laboral, estarán ocupadas por supervisores del contratista principal, Creamer Environmental Inc., y por el ingeniero y director de construcción de O&R. El lugar del proyecto es una zona de construcción y no está abierta al público general. Las preguntas del público acerca del trabajo o de la instalación deben dirigirse a O&R en el (845) 858-0018.

O&R realiza trabajos actualmente en una estación de medición y regulación de gas natural en una pequeña sección de esta propiedad. El funcionamiento de la estación no se verá afectada por este proyecto. El terreno está dividido para uso de fabricación. Actualmente, O&R no tiene previsto ningún plan para la propiedad en el futuro, excepto su uso actual.

El NYSDEC y el NYSDOH han estado trabajando con servicios públicos de todo el estado para identificar y limpiar estas instalaciones si es necesario. O&R lleva trabajando de forma conjunta con el NYSDEC y el NYSDOH desde 1996 para investigar siete instalaciones de MGP, anteriormente propiedad de las empresas predecesoras de O&R, y ha completado con éxito proyectos de limpieza en Haverstraw, Nyack y Port Jervis.

La planta de gas manufacturado de Suffern, propiedad de una empresa predecesora de O&R, realizó trabajos en esta instalación desde 1902 hasta 1935. Durante los años 40 y principios de los 50, estuvo en funcionamiento una instalación de galvanización en esta ubicación. Más recientemente, un fabricante de autobuses realizó ahí sus trabajos hasta 2008, cuando O&R adquirió la instalación y demolió el edificio para realizar la limpieza.

Was this information helpful?